Si una puede las otras también

De niña, Gisela Herrera soñaba de grande manejar cabezotes porque veía a su mamá en el volante de un camión. El abuelo, también camionero, le enseñó a pasar los cambios tan temprano como a los 8 años. De manera que ...

Read More »
Scroll To Top