Home / Noticias / Pedro Sánchez arrolla a Susana Díaz en las primarias del PSOE

Pedro Sánchez arrolla a Susana Díaz en las primarias del PSOE

Las bases se impusieron al aparato. Contra todo pronóstico, los militantes del PSOE dijeron no a la vieja guardia, no a los barones, no a Susana Díaz y no al «PSOE de siempre» que ella pretendía restaurar. Los 187.949 militantes socialistas se tomaron la revancha del bochornoso Comité Federal del 1 de octubre, que tumbó al secretario general, y de la abstención del PSOE para que Mariano Rajoyvolviera a ser presidente del Gobierno. Entonces, 15 diputados socialistas rompieron la disciplina de voto para no traicionar la palabra dada, según dijeron. Pedro Sánchez dimitió antes de la votación para no contravenir el mandato del Comité Federal. Aquel 29 de octubre se convirtió, aún sin saberlo, en el líder de las bases.

El resultado fue inapelable. Sánchez conseguía el 50% de los votos frente a Díaz, que se quedó en el 40%.

Pedro Sánchez arrolló ayer a Susana Díaz con una diferencia superior a los 13.000 e incluso consiguió más del 50% de los votos de los militantes a pesar de haber tres candidatos. «Vamos a construir un nuevo PSOE para regenerar España», dijo en su comparecencia. «Lo que teme el Gobierno es un PSOE unido».

El nuevo secretario general del PSOE, que lo es por segunda vez gracias al voto de los militantes, gana con mucha claridad en todas las comunidades autónomas salvo en Andalucía, donde Susana Díaz es presidenta de la Junta y secretaria general del partido.

La victoria fue indiscutible. El portavoz de la Gestora, Mario Jiménez, hombre de confianza de Díaz, reconoció «la limpieza» del proceso. Y todos felicitaron públicamente al ganador, menos Susana Díaz, que no lo hizo en su comparecencia ante los miembros. Con cara de circunstancias, la presidenta regional sólo dijo que ya había «trasladado mi enhorabuena al secretario general electo», sin citar en ningún momento del nombre de quien se ha convertido en su peor pesadilla: Pedro Sánchez.

Las bases han decidido revertir con más del 50% de sus votos la decisión del Comité Federal del 1 de octubre que tumbó a Sánchez y que aprobó una dirección provisional -la Comisión Gestora- que ahora ha quedado desacreditada. Pero, sobre todo, los militantes del PSOE han rechazado de forma rotunda y con su voto libre y secreto la decisión del Comité Federal para que los 84 diputados del PSOE se abstuvieran para hacer presidente -todos, en bloque y cambio de nada- a Mariano Rajoy.

Sánchez se dota desde hoy de una legitimidad mucho más fuerte que la de 2014 dada la altísima participación de los militantes, de casi el 80%. Todos sus adversarios internos, sin embargo, pierden en sus federaciones menos Susana Díaz, que ni siquiera consigue llegar al 64% en su comunidad.

Los presidentes autonómicos Javier Fernández (jefe del Ejecutivo de Asturias y también presidente de la Gestora), Javier Lambán (Aragón), Ximo Puig (Comunidad Valenciana), Guillermo Fernández Vara (Extremadura) y Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha) han sido desautorizados por sus bases dado el apoyo explícito y entusiasta de todos ellos a Díaz y a la Gestora que ha dejado descabezado y sin líder al PSOE durante más de ocho meses.

La victoria de Sánchez fue recibida primero con incredulidad en las federaciones que apoyaban a Díaz y después con desolación. La apuesta de la presidenta de la Junta no pudo ser más fuerte. Su campaña se ha basado en una exhibición impúdica del aparato que la apoyaba y de las viejas glorias del PSOE que la arroparon en su presentación en Ifema: de Felipe González a José Luis Rodríguez Zapatero, pasando por Alfonso Guerra o Alfredo Pérez Rubalcaba.

Los dirigentes susanistas esperaban una victoria por la mínima. Anoche no podían creer que Sánchez sacara a Díaz más de 10 puntos de diferencia y venciera en toda España, menos en la comunidad que ella preside.

La primera cabeza que rodó fue la del portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Hernando, que anunció su dimisión al presidente de la Gestora, Javier Fernández, ya que Sánchez ya había anunciado que no contaría con él para dirigir el Grupo Parlamentario.

Los afines a Sánchez destilaron optimismo durante todo el día. El ambiente en las mesas, la masiva asistencia de militantes -muchos que hacía años que no se acercaban a las sedes- y el optimismo de los interventores y apoderados sanchistas hacían prever que el resultado iba a ser bueno. Pero pocos creían que tanto. Al final, la ola de indignación que pasó sobre Susana Díaz fue incluso mayor que lo que los fieles de Sánchez pensaban.

Al 99,1% escrutado, Sánchez había conseguido 74.178 votos, 12.000 más que los que obtuvo en 2014, entonces sí con el apoyo de los aparatos regionales. Díaz se queda a casi 15.000 sufragios de diferencia y bajó de la barrera del 40%: el 39,95%.

Patxi López, finalmente, se confirmó irrelevante. El voto crítico moderado con 14.568, el 9,85% de los votos. Eso sí, ganó en su federación, el PSE-EE, con un 52,47% de los votos.

Sánchez tiene a partir de ahora la difícil tarea de unir al partido, algo que parece muy difícil dados los gestos, anoche, de Susana Díaz. Los candidatos decidieron, en primer lugar, que Díaz y López no bajaran a la sala Ramón Rubial a aplaudir al ganador, como sí ocurrió en 2014.

Con una cara absolutamente seria, Díaz ni siquiera citó a Sánchez -como sí hizo él dándole las gracias- en su comparecencia, ni le felicitó en público. Él, en cambio, agradeció «a Susana y a Patxi» su trabajo porque «ambos son compañeros que están trabajando y han trabajado por hacer del PSOE un partido más fuerte», a pesar de los abucheos de parte del público congregado en Ferraz.

Sánchez basó su campaña en personalizar en Susana Díaz la abstención para que gobernara Mariano Rajoy. Y ha resultado. El nuevo secretario general del PSOE ha logrado dar la vuelta a la ventaja que le sacó la andaluza con los avales (60.231 frente a 53.692).

Finalmente, el nuevo secretario general recupera su cargo con más votos y más porcentaje que el logrado el 13 de julio de 2014 cuando se enfrentó a Eduardo Madina y a José Antonio Pérez Tapias.

En aquel momento le votaron 62.490 afiliados del PSOE, lo que supuso el 48,7% del total. Además, los 70.853 votos actuales le permiten sacar una ventaja de 13.458 votos a Susana Díaz, que se quedó en 57.395 sufragios.

Díaz finalmente va a tener menos votos de avales, a falta de que el escrutinio finalice por completo, como ya pronosticaron los sanchistas. Es decir, la han votado 2.836 personas menos de los que la respaldaron para presentarse a liderar el partido.

Díaz no ha logrado revalidar los avales ni tan siquiera de Andalucía. Tampoco los de Aragón, Canarias, Cantabria, Castilla La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Madrid, Murcia y Melilla.

Por el contrario, Patxi López sí consiguió más votos que avales. El día que presentó su candidatura llevó 10.866 firmas válidas, pero hoy ha logrado que le votaran 14.104, es decir, un 9,91 por ciento de la afiliación socialista.

La victoria de Pedro Sánchez ha sido clara en casi todas las CCAA, salvo en Andalucía y Euskadi. Además, ha sido vencedor en 36 provincias, más Ceuta y Melilla, además de Bélgica, Chile, Francia, Panamá y Perú.

Las CCAA donde más porcentaje ha obtenido han sido, por este orden: Cataluña (82,43%), Baleares (71), Cantabria (70,47) y Navarra (70,13). Además, ha logrado que le apoyara más del 60 por ciento en: Ceuta (64,86), Melilla (63,98), Galicia (65,74), Valencia (63,35) y La Rioja (60,87).

Susana Díaz sólo logró ganar en Andalucía, con un 63,19% de los afiliados. La dirigente andaluza tan sólo ha logrado imponerse a Sánchez en 12 provincias: todas las andaluzas además de Ávila, Badajoz, Cuenca y Huesca. En el exterior, Díaz se ha alzado con la victoria en Argentina, Suiza y Venezuela.

Patxi López, por su parte, sólo gana en Euskadi con el 52,89%, pero ni siquiera es vencedor en las tres provincias, sólo en Vizcaya y Guipúzcoa, ya que en Álava ganó el nuevo secretario general. En esta CCAA, Susana Díaz sólo ha logrado un exiguo 7,4% de los votos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top