LOADING

Type to search

Asonahores resalta las ventajas de República Dominicana para reactivar su turismo tras crisis sanitaria por covid-19

ECONÓMICAS Noticia TURISMO

Asonahores resalta las ventajas de República Dominicana para reactivar su turismo tras crisis sanitaria por covid-19

Share

República Dominicana cuenta con la ventaja de que muchas de las cadenas hoteleras que operan en su territorio están presentes en grandes mercados emisores de turistas, incluyendo a países de Asia que ya empezaron a encauzar su reapertura económica tras el confinamiento obligado por la pandemia de covid-19.

El planteamiento lo hizo Andrés Marranzini, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Hoteles y Turismo de República Dominicana (Asonahores), al participar en el segundo webinar de la Asociación Dominicana de Prensa Turística (Adompretur), que preside el periodista José María Reyes.

En el webinar participaron además Rafael Blanco Tejera, del Clúster Turístico de Samaná, y Simón Suárez, ejecutivo de Grupo Puntacana, ambos directivos de la Asonahores.

Marranzini destacó que entre sus ventajas, República Dominicana cuenca con “niveles de conectividad envidiables por todo el Caribe”, así como con “una planta física extraordinaria, de más de 90,000 habitaciones”.

Insistió en que República Dominicana tiene ventajas para competir a medida que se produzca la reactivación económica de los grandes países emisores de turistas que se han visto afectados por la pandemia.

Hasta el 18 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) había reportado 4,618,821 personas infectadas a nivel global, con un total de 311,847 defunciones. En República Dominicana los casos suman 13,223 y los muertos 441.

Marranzini recordó que la Asonahores cuenta con una membresía internacional por las propiedades de las grandes cadenas hoteleras. Sostuvo que la asociación promueve la creación de protocolos en los hoteles, los turoperadores y con los distintos polos turísticos.

Sostuvo que República Dominicana se promueve bajo el lema de que está preparada para convivir con el covid-19 y que los distintos países batallarán por un mundo con menos turistas cuando se esté produciendo la reapertura de las economías, razón por la cual será importante garantizar salud y distanciamiento social. “Será un producto prémium y no una batalla de producto barato”, dijo.

Garantías sanitarias

También Blanco Tejera insistió en la importancia de garantizar la seguridad a los turistas y a los gobiernos de donde provienen para que permitan a sus ciudadanos venir a vacacionar al país.

Recordó que a partir de la pandemia todos los sectores que intervienen en el turismo, como hoteles, cruceros, bares, restaurantes y aeropuertos, deben apostar a mantener la salubridad para evitar nuevos brotes de covid-19.

Mientras, Suárez recordó que el turismo dominicano ya estaba superando el shock que le provocaron las informaciones sobre fallecimientos de vacacionistas extranjeros durante el año pasado, lo cual, desde su punto de vista, fortaleció su respuesta a las crisis.

Reconoció, sin embargo, que la pandemia del covid-19 tiene una serie de sorpresas. “La ciencia todavía está corriendo detrás, y no delante del problema”.

“Eso significa también que lo que estamos viendo hoy y lo que estamos haciendo hoy probablemente sean medidas que requerirán de modificaciones mientras vamos evolucionando en el proceso”, añadió.

Consideró que lo primero que va a pasar será un resurgimiento de la demanda local, la cual será insuficiente para sustentar la industria turística y su fortalecimiento económico.

Explicó que las encuestas que indagan sobre las preferencias de los turistas de Estados Unidos y Canadá evidencian que algunos consumidores viajarán luego de la reactivación económica de sus países porque están hastiados del confinamiento y, por lo tanto, ávidos de salir.

“Hay estudios que se han hecho en Estados Unidos que apuntan clarísimo de que unas vacaciones en el Caribe es lo más interesante que pudiera tener un consumidor norteamericano”, destacó.

Sin embargo, recordó que “otros analistas dicen que no, que de toda manera va a ser muy complicado viajar”.
Confió en que con los protocolos para mantener el distanciamiento físico se pueda restablecer la confianza. Recordó que en estos momentos una persona que llegue a Hong Kong tiene que esperar en el aeropuerto y someterse a una prueba de covid-19 cuyos resultados se conocen ocho horas.

Blanco indicó que, por esa razón, el sector turístico aspira a que se hagan pruebas rápidas.
“Lo que estamos hablando es de pruebas rápidas que se hagan con antelación a que el pasajero llegue al aeropuerto, que tenga un pasaporte de salubridad, por así decirlo, antes de llegar al aeropuerto”.

“Nada de eso está probado, uno de los puntos más importante es asegurarnos que los gobiernos amigos, de Estados Unidos y Canadá, faciliten los vuelos hacia el Caribe”, planteó el ejecutivo de Grupo Punta Cana.

Fuente: Eldinero.com.do

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *